La anemia


Publicado el 06 de Junio, 2018


La anemia

La anemia se define como una disminución en el número de glóbulos rojos (o hematíes) en la sangre o en los niveles de hemoglobina respecto a los valores normales.

La principal función de los glóbulos rojos es el transporte de oxígeno en la sangre y su liberación en los diferentes tejidos. El oxígeno se transporta en el interior del eritrocito unido a la hemoglobina.

 

¿Cuáles son las causas de esta disminución de glóbulos rojos?

 

Podemos diferenciar tres causas:

 

que nuestro cuerpo no le basta, por un déficit de hierro en la sangre.

para que haya un trastorno en la maduración de estos glóbulos rojos en la médula ósea donde se forman.

para que se destruyan o pierdan a mayor velocidad.

 


¿Cuáles son los síntomas?

 

La anemia puede instaurarse de forma aguda o crónica y los síntomas son diferentes en función, precisamente, de la rapidez con que aparezca.

 

La anemia ligera comienza a manifestarse como una disminución de la resistencia al ejercicio físico, que se acompaña de taquicardia y dificultad respiratoria. Si la anemia se hace más intensa, estos síntomas se acentúan y aparecen con mínimos esfuerzos o incluso en reposo, asociándose a cansancio extremo.

 

el tratamiento

 

Hay un correcto diagnóstico y por eso es necesario la visita al correspondiente médico especialista en la materia.

 

En el mundo de la alimentación, y más concretamente en el de la carne, os recomendamos la carne de potro.

Su consumo está recomendado por la Generalidad de Cataluña en su informe sobre el Plan integral sobre la promoción de la salud mediante la actividad física y la alimentación saludable.

Se recomienda el consumo de carne de potro a partir de los 12 meses.

Es una de las carne con más bajo contenido en grasas y una de las más altas en ácidos grasos esenciales omega 3, ideal para luchar contra el colesterol.

Si eres haces deporte, es la carne más recomendada.