Nuestro jamón dulce


Publicado el 06 de Junio, 2018


Nuestro jamón dulce

El jamón dulce proviene del muslo del cerdo. El procedimiento es el siguiente: tomamos una pierna de cerdo y le sacamos la piel gruesa. Una vez la tenemos limpia le cortamos la parte del muslo del hueso, dejando un trocito de hueso y suficiente. Entonces hacemos el procedimiento de poner esta carne a macerar con una sustancia que contiene agua, sal y azúcar. En función de esta mezcla se obtiene la calidad del producto. En esta sustancia labonacarn no pone ninguna más añadido. Muchas empresas en este proceso ponen fosfatos, potenciadores de sabor, estabilizantes, contaminando el producto. Estos fosfatos son elementos químicos que retienen mucho el agua y por lo tanto, hacen que el jamón dulce final pese mucho más pero simplemente es porque contiene más agua. Nuestra filosofía es haceros los productos totalmente naturales y por ello a labonacarn no ponemos ningún fosfato ni ningún elemento contaminante. Una vez tenemos el jamón macerado, entonces se hace un proceso de cocción entre 60 y 80 grados y se deja reposar. Al cabo de un día se termina el proceso envasando este jamón y ya a punto para poder cortar y consumir. En nuestro caso, seleccionamos nuestro mejor cerdo y lo llevamos a hacer este proceso a empresas especializadas. El resultado es un jamón dulce, sin ningún añadido químico, muy natural, de fácil digestión y la verdad, de muy buen gusto !!!