Para los reyes de la casa

Unos buenos consejos para una buena dieta mediterránea infantil: • Aceite de oliva. El aceite de oliva es uno de los pilares más importantes de la dieta mediterránea como principal fuente de grasas sanas. Lo podemos utilizar en crudo y para cocinar. Contiene un 80% de ácido oleico y es rico en antioxidantes. Utilizar alimentos frescos y de temporada. En general crudos, hervidos o asados. • Agua. El agua debe ser la bebida habitual en todas las comidas. Debemos prescindir de las bebidas azucaradas. • Hidratos de carbono. Son la base de la alimentación: es como la gasolina que hace funcionar nuestro cuerpo y deben proporcionar el 50% del aporte energético total. Los más sanos son el pan, la pasta, las patatas, las legumbres y el arroz ya que se absorben lentamente. La pasta es un alimento básico de la dieta mediterránea. Es energética y nutritiva. Contiene un 70-75% de hidratos de carbono con un alto contenido de proteínas. La pasta de trigo duro y la pasta al huevo son ideales con un poco de aceite de oliva. • Verduras y fruta. Son imprescindibles para la formación de buenos hábitos alimentarios durante la infancia y la adolescencia. Son ricas en vitaminas, minerales y fibra. Los niños y niñas deberían comer como primer plato una ensalada verde o verdura y de postre fruta fresca, todos los días. • Proteínas animales. Carne, pescado, huevos y productos lácteos. Tienen un alto contenido en proteínas y son imprescindibles en la alimentación infantil. Favorecen el crecimiento y la regeneración de los tejidos del organismo. Deben aportar junto con las proteínas de origen animal (legumbres, frutos secos, verduras, frutas ...) el 15-20% del aporte energético total. Debe existir un equilibrio en la ingesta de p roteïnes animales y vegetales. La carne es rica en hierro, minerales y vitaminas del grupo B. Se recomienda el pollo y el pavo pero la carne roja es la más rica en vitamina B. • El pescado blanco o azul se debe comer con más frecuencia que la carne de vaca o de cerdo. Los lácteos aportan minerales y vitaminas y tienen un gran valor nutritivo. El yogur mejora el equilibrio de la flora intestinal. • Deberíamos comer huevos dos veces a la semana. Hacer ejercicio todos los días.

Este sitio utiliza cookies. Si sigue navegando consideraremos que está aceptando su uso. Más información sobre las cookies